La CHE comienza a instalar sismógrafos en Yesa

Ocho nuevas estaciones en la cuenca controlarán la actividad sísmica en tiempo real. El proyecto aún tardará casi tres años en estar terminado, según el plazo marcado.

Grieta en la ladera izquierda de Yesa el año pasado.

Grieta en la ladera izquierda de Yesa el año pasado.



19/08/2008. EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ya puede iniciar los trabajos de instalación de una nueva red de sismógrafos en la cuenca del río Aragón, en las proximidades de los embalses de Yesa e Itoiz, que permitirá controlar en tiempo real la actividad sísmica en la zona. El organismo de cuenca ha adjudicado las obras, que costarán algo más de un millón de euros y que no podrán empezar de forma inmediata, pues todavía hay que superar los últimos formalismos administrativos. En cualquier caso, el proyecto no será muy rápido, pues la empresa adjudicataria dispone de casi tres años (hasta 35 meses) para terminar las obras.

El entorno de la presa de Itoiz ya dispone de sismógrafos que permiten un amplio control del terreno (tiene el mayor número de estaciones del país), y que dan lugar a informes periódicos que la CHE da a conocer a través de internet. Los equipos son gestionados por el Instituto Geográfico Nacional, del Ministerio de Fomento. Pero el anterior Ministerio de Medio Ambiente decidió ampliar dicha red con ocho estaciones más de control de seísmos repartidas por los alrededores de Yesa y dos más en Itoiz, y firmó un convenio con el citado instituto para tal fin.

Ha tardado un tiempo (hace más de un año que el proyecto estuvo en información pública), pero ya se están dando los últimos pasos para la instalación de los equipos. De hecho, el proyecto se adjudicó el pasado 10 de julio, pero el hecho no se ha dado a conocer en este mes y solo trascendió ayer, en que apareció publicado en el BOE.

Ahora, todavía será necesario firmar el contrato con la adjudicataria (Oficina Técnica de Estudios y Control de Obras, SA) y acometer los trabajos previos a todo proyecto hidráulico. Por el momento, no hay fecha estimada de inicio de las obras, que tienen un coste de 1,03 millones de euros.

FINALIZACIÓN
Los trabajos podrán prolongarse por espacio de 35 meses, prácticamente tres años, y estarán bajo la supervisión del Instituto Geográfico Nacional. Los equipos de Yesa –seis estaciones de corto periodo y dos de banda ancha– transmitirán la información en tiempo real a la sede del instituto geográfico en Madrid. Esta red estará operativa durante las obras de recrecimiento del embalse, ahora en ejecución.

Además, se amplía también la instalación ya existente en Itoiz con dos nuevos sismógrafos que posibilitarán la unión con la red del embalse de Yesa. Al mismo tiempo, se sustituirán cuatro estaciones de Itoiz.

Los informes sísmicos de la cuenca del Aragón en Itoiz se hacen públicos a través de internet desde el pasado mes de diciembre, de forma periódica. El cauce está considerado oficialmente “de sismicidad media”, y los citados informes confirman que se trata de una zona de las de mayor movimiento del país, si bien es destacable que es una de las más controladas, porque su red de sismógrafos es la más grande.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: