“Río Aragón” solicita el descarte de Yesa y apoya la manifestación contra el trasvase a Barcelona

Tal día como hoy, el 23 de abril de 1999, el gobierno del Partido Popular aprobó la declaración ambiental (DIA) del recrecimiento de Yesa siguiendo los más rancios principios de la política hidráulica. El tiempo ha dejando en evidencia aquella nefasta DIA, pues los sucesivos deslizamientos de las laderas indican que cuando la irracionalidad de los gestores políticos campa a sus anchas, la naturaleza termina poniendo las cosas en su sitio.

La asociación Río Aragón exige la paralización y abandono definitivo del proyecto de recrecimiento de Yesa por la peligrosidad de sus inestables laderas, y pide una apuesta audaz para una gestión del río Aragón acorde a los principios de la Directiva Marco del Agua (DMA) que exige el buen estado ecológico de los ríos.

Desde la asociación Río Aragón denunciamos el trasvase del Ebro a Barcelona, y manifestamos nuestro apoyo total a los colectivos de las Terres de l’Ebre que nuevamente tienen que soportar el peso de poderosos intereses urbanos y empresas como Aguas de Barcelona. Damos nuestro apoyo a la manifestación convocada en Amposta para el próximo 18 de mayo en contra de los trasvases, los embalses y los nuevos planes de regadío en la cuenca del Ebro.

Resulta patético ver al presidente Iglesias del PSOE y al vicepresidente Biel del PAR defender el trasvase a Barcelona cuando eran los abanderados del antitrasvasismo y de la “Novísima” Cultura del Agua. Es evidente que no podemos fiarnos de nuestros dirigentes que a la mínima mudan sus principios por cambalaches políticos.

Han pasado nueve años que no han servido para cambiar la vieja política depredadora con los ríos, pues nuestros políticos siguen hablando de reservas de 6500 hm3 que atentan contar el principio de unidad de cuenca, trasvases del Jalón a Mularroya, del Aragón a Zaragoza o del Ebro a Barcelona, planes quiméricos de regadío que tan sólo generan frustración, megalómanos proyectos en la estepa dilapidadores de recursos, en definitiva, planes de represar los ríos hasta su extenuación que van contra la DMA.

La Nueva Cultura del Agua sólo puede basarse en impedir un atropello más con los ríos, racionalizar las demandas excesivas, especialmente en los regadíos y la costa, y comenzar a desandar el mal camino avanzado en los últimos decenios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: