El egoísmo de los regantes de Bardenas

Luis Ciudad, presidente del Sindicato de Riegos de BardenasLas alegaciones de los regantes de Bardenas retrasan los regadíos sociales de la Jacetania.

La actitud colonial y egoísta de los regantes de Bardenas no tienen límite. No les basta con enriquecerse durante más de cuarenta años con las aguas almacenadas en el embalse de Yesa, que anegan 2000 hectáreas de rica huerta de la Jacetania, para plantar maíz en pleno desierto bardenero con aguas trasvasadas del Pirineo.

No les bastó con impugnar administrativamente en 2002 todos los proyectos de infraestructuras relacionados con los deportes de invierno en la comarca de la Jacetania, así como de infraestructuras de comunicaciones.

Tampoco tienen suficiente con pedir a la CHE la revocación de la cesión otorgada al Ayuntamiento de Artieda para que cultiven los terrenos del antiguo pueblo de Ruesta expropiados por la CHE.

Como no tienen suficiente con 70.000 Ha de regadío, en 2004 los regantes de Bardenas impugnaron la ejecución de 2500 Ha de regadíos sociales que se quieren crear en la comarca de la Jacetania, la misma que desde más de medio siglo tiene que soportar el embalse de Yesa.

Es una acción egoísta y vengativa. No se conforman con lo que ya tienen, sino que tratan de hundir más a la comarca que les cede sus recursos. Tienen que justificar por qué cultivan arroz en el desierto, o tienen 10.000 hectáreas ilegales, cuatro veces más que el regadío en la Jacetania propuesto.

Ahora, la Confederación Hidrográfica del Ebro les dice a los agricultores de la Jacetania que no pueden regar con agua del río Aragón en verano, por lógicas razones ambientales, y que si quieren hacer balsas o las pagan ello o se someten y aceptan el chantaje del Plan de Restituciones por el recrecimiento de Yesa. Eso sí, la CHE se ha gastado 50 millones de euros en la construcciónde los embalses de Malvecino y Laverné en Bardenas y se va a gastar otros 51 millones en diversas actuaciones en el Canal de Bardenas, además de cantidades ingentes de dinero dilapidadas en la puesta en marcha de los regadíos de Bardenas.

La mezquindad de los regantes de Bardenas no tiene límites.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: