La CHE debe explicar las verdaderas razones del aplazamiento de las Jornadas técnicas sobre estabilidad de laderas en embalses

José Luis Alonso, presidente de la CHE y corresponsable de los desaguisados en Yesa

La CHE da explicaciones contradictorias a la prensa y los participantes

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) aplaza, en una decisión inaudita, las jornadas técnicas sobre estabilidad en laderas de embalses a sólo dos días de su inicio, según una nota de prensa “por problemas de agenda ajenos a la organización”. Sin embargo, en los correos electrónicos enviados a los participantes argumenta el aplazamiento “por coincidencia con los últimos días de la campaña electoral y para evitar cualquier atisbo de politización”.

Sorprendentemente, tres días antes la propia CHE anunciaba a bombo y platillo el programa de las Jornadas, haciendo hincapié en los embalses de Yesa e Itoiz como cuestiones estrella.

Las chapuzas de la CHE están rayando el ridículo ¿Cómo es posible que un congreso con nada menos que 320 participantes se aplace de esta forma tan súbita y extemporánea, cuando hace meses que lo convocaron sabiendo que coincidía con las elecciones? ¿Qué quieren ocultar? ¿A quién quieren engañar?

Estamos acostumbrados al oscurantismo y la desfachatez de la CHE, pero esta última decisión culmina, de momento, la serie de despropósitos en relación con los graves problemas geológicos y de seguridad de la ladera izquierda de Yesa.

Estamos seguros de que este es solo un capítulo más, y no el último, de esta tragicomedia en la que han convertido el proyecto de recrecimiento de Yesa. Proyecto pendiente todavía de resolverse en los tribunales, pero que pende de un frágil y peligroso hilo: la evidente y nada tranquilizadora inestabilidad de su ladera izquierda.

Por último, nos permitimos recordar los sucesos claves del deslizamiento y las inauditas decisiones de la CHE:

Julio de 2006: una escombrera de las obras de Yesa provoca un deslizamiento de la ladera izquierda del embalse de 3,2 millones de metros cúbicos de tierra. Este hecho es ocultado por la CHE, que encarga un informe a una consultoría externa por no tener capacidad técnica para hacerlo.

Agosto de 2006: se realizan sondeos que confirman la gravedad del deslizamiento y recomiendan la inmediata retirada de la escombrera en un informe de 31 del mismo mes. Dicho informe es ocultado.

20 de febrero de 2007: un periódico publica un informe, ocultado por la CHE desde agosto de 2006, donde se reconoce un gran deslizamiento de la ladera izquierda del embalse de Yesa y el riesgo que supone.

6 de marzo: nuestra asociación hace públicas las fotos que confirman la gravedad de la situación, con grietas de cientos de metros de longitud y hasta 5 metros de anchura y profundidad.

8 de marzo: la ministra Narbona anuncia que se ha encargado un informe al Colegio de Geólogos. Ese mismo día la CHE entierra las grietas.

Finales de abril: comienzan los trabajos de retirada de la escombrera, ocho meses después de que se dijera que esta actuación era urgente, y de nuevo sin informar a la opinión pública.

2 de mayo: otro diario se hace eco del avance del informe pedido por Narbona que, curiosamente, está fechado el 8 de marzo. Esto confirma que el anuncio de la ministra se hizo conociendo ya el informe. ¿Por qué lo ocultaron entonces?

21 de mayo: a solo dos días de su inicio, la CHE aplaza las Jornadas técnicas dando explicaciones contradictorias.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: